Pechuga de pollo con mostarda

Pechugas con mostarda

 

Fresco, dulce y picante al mismo tiempo. Un plato fuera de lo común con el que seguramente sorprenderá a sus invitados sin mucho esfuerzo.

Ingredientes

1 pechuga de pollo con hueso y con piel
1 vaso de agua
Sal
Mostarda (ver receta)

Preparación

De un pollo crudo de los grandes, separar la pechuga de las patas, alas y  carcasa. Dejar la pechuga entera con su piel y sus huesos y cocinarla al horno en una fuente que se adecue al tamaño de la pechuga. Antes de introducirla en el horno salarla, rociarla con el jugo del limón  y luego colocarla en la fuente con la parte de la carne abajo y la parte de los huesos arriba y entonces agregarle un buen vaso de agua.

Proceder entonces a cocinarla a fuego fuerte (200 gr.) por lo menos 45 minutos, No es necesario darla vuelta pero conviene controlar que no se evapore el líquido en cuyo caso se le agregará un poco más de agua. Lo importante es que se cocine con humedad.

Una vez cocida debe dejársela enfriar en la misma fuente y cuando está bien fría se corta en rebanadas finitas con un cuchillo bien filoso.

Se servirá acompañada de la mostarda (ver receta)

Puede reemplazar el pollo por pavita (pechuga de pavo).

Deja un comentario