Salsa de tomate con albondiguillas de carne

Una salsa muy sabrosa para condimentar ravioles o fideos y que, por venir acompañada de albondiguillas, hace el plato más completo como para ser considerado plato único.

Ingredientes para las albondiguillas

1 Kg. de carne picada que puede ser bovina o mitad bovina y mitad porcina
2 huevos enteros
2 rebanadas de pan de molde remojadas en agua
40 gr. de queso rallado
25 gr. de harina común
Sal fina

Ingredientes para la salsa

4 cajitas de pulpa de tomates (En España creo que no existen los envases de cartón para el tomate, pero lo importante es que sea tomate en pulpa o en puré o en trozos  pero sin piel y sin  semillas y que, en lata o en cartón,  sume un total de aproximadamente de 2 kilos. En caso de ser tomates en trozos o enteros, procesarlos)
1 cebolla grande
1 zanahoria grande
1 penca de apio
1 manojo de perejil
1 taza de las de te de aceite
8 cucharaditas, de las de té, de azúcar común (2 por cada caja de tomates)
1 puñado de sal gruesa
1 diente de ajo entero, pero quitándole el brote interior
1 hoja pequeña de laurel

Preparación

Mezclar la carne con los huevos con la ayuda de un tenedor y agregar el queso rallado. Exprimir las rebanadas de pan remojadas en agua y pisarlas bien en un plato con un tenedor hasta conseguir una papilla densa. Agregarla a la carne y entonces mezclarla con las manos para tener la seguridad que se integre con toda la carne. Agregar la sal y seguir mezclando con las manos. Llegados a este punto dejar en suspenso y empezar a preparar la salsa.

Abrir una cajita de pulpa de tomate y volcarla en la licuadora. Agregar la cebolla, la zanahoria, la penca de apio, cortados en trozos y el perejil empleando de este, solamente las hojas. Si fuera necesario agregar un poco de agua y licuar todo. Volcar lo licuado en una cacerola grande y agregar las otras tres cajas de pulpa. Agregar agua llenando cuatro veces la caja de puré de tomates vacía. Esto significa que por cada caja o lata de puré de tomate debe agregarse una caja de agua.

Agregar el aceite, el azúcar, la sal, el ajo y el laurel. Poner al fuego y cuando empieza a hervir, espolvorear la carne picada con la cucharada de harina y sin revolverla demasiado empezar a hacer  con las manos bolitas del tamaño de una nuez e introducirlas adentro de la salsa hirviendo. La harina se coloca en el momento de hacer las bolitas porque si se pone antes se humedece mucho y no facilita la formación de las albondiguillas. Cuando todas las albondiguillas están en la olla y están hirviendo se baja el fuego y se dejan cocinar más o menos 1 hora a fuego lento revolviendo de vez en cuando para integrar la salsa que va quedando en las paredes de la cacerola a medida que va evaporando el líquido.

A la media hora de cocción debe probarse para comprobar el punto de sal y  la no acidez de la salsa pues a veces debe agregarse más azúcar. La salsa está lista cuando está bien espesa y el aceite se viene arriba. A veces durante la cocción es necesario agregar un poco de aceite pero eso depende también del gusto de cada uno.

Esta salsa es muy abundante y colorea mucho sobre todo si no se escatimó el aceite. Por lo tanto es muy apta para dividirla en cuatro partes y colocar cada parte en tupper para guardar en el freezer (congelador) pues dura hasta 6 meses y más y cada cuarto alcanza para 4 o cinco personas tanto si son ravioles como si son fideos. Mi punto de vista es que si me tomo tanto trabajo que me sirva para más de una vez. En caso que el que lee esta receta no piense igual que reduzca la misma a la mitad o menos.

No se admiten más comentarios