Salsa dulce – picante

Otro aderezo agradable para acompañar carnes frías, cocinadas sin mayores condimentos, como pechuga de pollo o de pavo, peceto (redondo) o carré (lomo) de cerdo.

Ingredientes

¼ kg de ciruelas frescas, de las bien rojas o frutillas (fresas)
4 cucharadas soperas de azúcar
Agua cantidad necesaria
30 granos de pimienta negra
2 clavos de olor
1 cucharadita, de las de té, de pimienta en polvo
¼ de vaso, de los de agua, de vinagre
1 cucharadita, de las de té, de mostaza

Preparación

Cortar las ciruelas en pedazos para sacarles el carozo. Ponerlas en una cacerola, agregar el azúcar y cubrirlas de agua pero nada más cubrirlas. Cocinarlas hasta que estén bien cocidas y entonces licuarlas. Quedará como un jarabe espeso.

Volver a poner el jarabe en la cacerola y agregar la pimienta en granos y en polvo, los clavos de olor, el vinagre y la mostaza. Poner al fuego y cuando hierve bajar el fuego y dejar cocinar 5 minutos para que se impregne de los sabores.

Dejar enfriar y sacar de la salsa los 30 granos de pimienta (por eso se ponen contados) y los 2 clavos de olor.

No se admiten más comentarios