Torta pascualina genovesa de acelgas

Una especialidad de Génova que se consume especialmente en el día de Pascua.

Ingredientes

4 paquetes de acelgas y si son paquetes chicos 5
50 gr. de queso rallado
75 cc. de aceite
500 gr. de ricota o requesón
9 huevos (puede variar la cantidad)
1 masa para pascualina hojaldrada (en España 2 porque la masa comprada viene con una sola hoja y se necesita una para rellenar y otra para tapar)
25 gr. de manteca

Preparación

Lavar bien las acelgas como se explica en otras recetas de tartas, cocinarlas, colarlas y dejarlas enfriar en el colador.

Mientras se enfrían poner la ricota en un bol y soltarla con un tenedor. Agregarle un huevo, mezclar bien y si resultara muy compacta agregar un chorrito de leche. Es conveniente que no este muy compacta porque habrá que extenderla sobre las acelgas y siendo mas suelta será tarea más fácil. Agregar a la ricota sal, un poco del queso rallado y dejar a parte.

Mientras, exprimir las acelgas de a puñados, y colocarlas en otro bol previamente picadas con cuchillo. Las acelgas no deben ser ni demasiado exprimidas ni demasiado picadas. Condimentarlas con sal, aceite y abundante queso rallado dejando un poco de queso para la cobertura final.
Las acelgas deben quedar bien brillosas de aceite y bien sabrosas de queso.

En una tortera bien aceitada colocar una hoja de masa. Rellenar la masa con las acelgas en forma pareja y cubrirlas con la ricota colocando la misma de a cucharadas y luego con un tenedor extenderla bien para que las acelgas queden bien escondidas por la ricota.

Con una cucharita hacer los pocitos para colocar los huevos, de la siguiente manera: pasar la cucharita a través de la ricota legando hasta la masa pero sin romperla. Moviendo la cucharita hacer un pocito de un tamaño que pueda caber una yema. De la misma manera practicar 8 pocitos. Si se usa tortera redonda será conveniente hacer un pocito en el centro y los siete restantes, alrededor,  a la misma distancia uno de otro. Si se usa tortera rectangular serán tres pocitos arribas, tres abajo y dos en el centro.

En estos pocitos se colocarán los huevos separando las yemas de las claras y colocando primero las yemas porque si se coloca el huevo entero la que ocupa primero el lugar es la clara no dejando lugar para la yema. En cambio si se colocan las yemas y se juntan las claras en un bol, una vez colocadas las yemas se cubrirán las mismas con  todas las claras.

Cortar entonces la manteca en trocitos del tamaño de un garbanzo y colocar uno al lado de cada yema. Entonces cubrir cada trocito de manteca con una cucharada de queso rallado y si sobrara queso espolvorearlo sobre el resto de la torta.

Lo último que queda por hacer es cubrir la torta con  la otra hoja de masa y una vez cerrada la torta untarla con aceite y cocinar en horno máximo más o menos media hora cuando la masa esté dorada.

Esta torta debe comerse fría porque caliente no se valora el sabor.

No se admiten más comentarios